Compartir
Consejos para Mudarte

Antes de decidirte a rentar un departamento o una casa, existen una serie de factores que deberías considerar antes de tomar una decisión así de importante, pues más allá del presupuesto, también debes poner especial atención a las condiciones en las que te entregarán el departamento, así como sus características externas ubicación, seguridad de la colonia, servicios cercanos, etc. Después de todo, este será el lugar dónde vivirás y aunque sólo llegues a dormir, es importante que sea un lugar que te ofrezca bienestar.

Por ello, Dada Room, la web para encontrar departamentos compartidos en México y Latinoamérica nos dicen 10 consejos a tomar en cuenta antes y después de encontrar departamento.

Antes

  1. Presupuesto. Si bien es casi seguro que querrás vivir en la colonia de moda, tendrás que considerar que, debido a la demanda, muchos de los departamentos o casas, suben sus rentas, por lo que encontrar algo económico es poco probable. Debes ser honesto contigo mismo en cuanto al presupuesto mensual que puedes destinar a una renta y que no afecte a que puedas cubrir tus gastos diarios ni limitar lo que destinas al ahorro.
  2. Departamento acorde a tus requerimientos. Si tienes mascotas, sabrás a lo que nos referimos, pues algunos de los propietarios no están de acuerdo en que te mudes con tus gatos o perros. Si ya cuentas con algunos muebles, verifica que el espacio sea el suficiente o si tienes automóvil, que tengas la posibilidad de tener estacionamiento. Estos elementos son importantes, pues si no se ajustan a tus necesidades, la búsqueda de un nuevo departamento empezará pronto.
  3. Ubicación. No tan sólo es necesario que sepas cuánto tiempo te harás a tu oficina o escuela, sino que también puedas ubicar el supermercado más cercano, algún doctor de emergencia o una farmacia. En caso de que hagas uso del transporte público, verifica la distancia hacia la estación del metro, metrobús o camión más cercano.
  4. Condición del inmueble. Visita todas las veces que consideres necesario el departamento para que sepas cuáles son los arreglos que necesita, de lo contrario te llevarás sorpresas en el futuro. Revisa que no haya goteras o fugas, que el piso no tenga problemas y que los vidrios no estén rotos. La ventilación también es un elemento que muchos no consideran hasta que se encuentran viviendo ahí. Si existe algún problema, háblalo antes con el propietario y así podrán llegar a un acuerdo.
  5. Vecinos. Algunos departamentos o casas cuentan con reglamentos internos, y el desconocerlos no te exime de cumplir las reglas. Por ello es recomendable hablar con los vecinos antes de mudarte. De esta manera ellos te compartirán sus experiencias viviendo en ese lugar y podrás tomar una decisión más informada.
  6. ¡Que no tenga deudas! Si al llegar al edificio notas que existen anuncios advirtiendo sobre deudas, corrobora que al mudarte no sea a ti quién le cobren, de lo contrario podrías encontrarte en situaciones molestas con los vecinos o con la administración del lugar. Si vas a compartir departamento, checa que tus roomies vayan al corriente con el pago de la renta y de los servicios.

Después

  1. Revisa tu nuevo depa. Si ya tomaste la decisión de rentar un departamento, es necesario que hagas una lista de las cosas que necesitarás. Esto va desde pequeños arreglos al depa en general o a tu cuarto en caso de compartirlo. Checa si necesitas comprar cajoneras, un clóset portátil, escritorio, etc. o si podrás traerte algunos muebles que ya tengas.
  2. Cosas con valor sentimental. Comienza a empacar esas cosas que sí o sí llevarás contigo a tu nueva casa: fotografías, juguetes de colección, libros… y comienza a empacarlos desde antes, así sabrás dónde quedaron todas esas cosas que estimas y no estarán repartidas entre montones de cajas, pudiéndose perder entre la mudanza.
  3. Deshazte de lo innecesario. Una de las cosas más difíciles es deshacernos de las cosas que tenemos, pues inevitablemente pensamos que un día usaremos prendas que no hemos vestido en meses o leeremos revistas que sólo hojeamos cuando las compramos. ¿Por qué no mejor regalar o vender esas cosas que tan sólo ocupan espacio en tu cuarto? Quizá puedas obtener algunos pesos por esas cosas y ahorrar para algo nuevo.
  4. Mudanza. Si tan sólo vas a llevarte tu ropa y tus cosas personales, puedes pedirles ayuda a tus amigos o a tus papás, pues en varios viajes podrás mudarte sin tanto problema. Sin embargo, si vas a llevarte algunos muebles o tu cama, sin duda será necesario que rentes un pequeño camión de mudanza. De preferencia que sea algún servicio que te hayan recomendado y si no es así, asegúrate de que puedan responder por artículos perdidos.

Al final, el consejo más importante es: disfruta tu nuevo espacio, después de todo, es fruto de tu trabajo.

Comentarios